photo_2020-03-04_19-15-48

Bloque antirracista y transfeminista del 8M

(Abajo en español)

Aurreko urteetan bezala, gaurko egunean feminismo txuria bilboko kaleetatik aterako da. Feminismo homogenizatzaile honek lanbro ilun bat botatzen du “Besteok” garenon gain. Disidentzien gain. Gure gain.

Martxoak 8 gure gorputzak zeharkatzen dituzten indarkeri arrazista eta patriarkalak salatuko ditugun eguna da, aldarrikapen eta erresistenzia eguna da. “Ahizpatasuna” eta “intersekzionalitate” hitzen itzalean bizi izan gara luzez, borroka feministan sartzeko eta integratzeko saiakera faltsuak. Gutako batzuentzat feminismo hegemoniko honek erabiltzen duen ahizpatasun kontzeptua ez da gure bizipenetara inoiz hurbiltzen.

Feminismo zis, hetero, txuri, burges, kapazitista honek marjinatu, erasotu eta isolatzen gaitu. Egun hau gurea bezala aldarrikatuko dugu, gure errealitateak plazaratuz, horrenbeste ukatu eta txikitu nahi dizkiguten errealitate horiek. Martxoak 8an egunero ukatzen zaigun espazio hori gureganatuko dugu. Bloke kritiko eta iraultzaile bat gorpuztuz.

Kaleak hartuko ditugu  eragozten dugulako. Atera ezin direnen izenean aterako gara: Bere nagusia gure alboan martxan dagoen bitartean lanean dagoen internarengatik, oheari loturik dagoen “zoroa”-rengatik, poliziaren kontrolpean erditu behar duen atxilotuarengatik, deportatzeko arriskuan dagoen eta eraso bat salatu ezin duenarengatik, erailtzen dituzten eta feminizidio zerrendetan agertzen ez diren emakume transengatik, bizirauteko indarrez egindako esterilizaziora behartuak daudenengatik. Eta batez ere gugatik, inor ez dadin gure izenean jardun, inork ez dezan gure borroka instrumentalizatu.

Feminismo txuriaren agendak mendebaldeak egiten duen baliabideen lapurketa alde batera uzten du, zein euskal enpresa ta industria espainolek Afrikan, Asian eta Abya Ayalan gauzatzen dituzten espoliazio eta sarraskiak hain zuzen ere. Ez ikusiarena egiten du atzerritasun legediaren aurrean. Baina aldi berean, feminismoak gorpu arrazaliziatuak instrumentalizatzen ditu intersekzionalitatearen ikurratzat hartuz, kartelak zein manifen argazkietan erabiltzeko. Kolonialismoa ez da iraganeko zerbait; are gehiago, faxismoaren igoeraren momentu honetan, martxoak 21a ez da 8a bezain garrantzitsutzat  jotzen. Nahiz eta argi daukagun egun horretan zuetariko asko ez zaituztegula kaleetan ikusiko. Urriak 12an jaiegunaz disfrutatzen ibiliko zaretela dakigun moduan.

Horregatik, benetazkoa den feminismo intersekzionala behar dugu; antikapitalista, antiarrazista, antikapazitista eta irisgarria, trans pertsonen eta sexu langilen aldekoa. Ezjakintasun propioa onartzea eta prepotentzia alde batera uztea behar dugu. Historikoki sortutako zein egungo zorren ardura hartzea dadila. Eta batez ere, gure gorputzak zeharkatzen dituzten gatazkak ez ditzazuela ez modan jarri, ezta merkantilizatu.

Gure erresistentzia eta biziraupenaren izenean sortu izan da bloke hau. Borrokarako gune hau bereganatu nahi dugu, nahiz eta gure arteko espazio hau partekatzea gogorra izan ahal bada ere. Hemen egoteko eta zuei oztopatzeko eskubidea daukagulako.

Esandakoarekin loturik sentitEsandakoarekin loturik sentitzen den pertsona oro gonbidatzen dugu bloke honetara batzeko, osatu nahi dugun gune seguru honetan. Aliatuei, bi gauza eskatzen dizuegu: zuen espazioa emateaz gain, zuen gorputzak ere eskaintzea blokea inguratzeko eta bidean laguntzeko, gu babestuz.

Ozen! eta Raizes

Como todos los años el feminismo blanco sale hoy a invadir las calles de Bilbao. Este feminismo homogeneizador genera una gran sombra sobre LES OTRES. Sobre las disidentes. Nosotres.

El 8 de Marzo es un día en el que vamos a denunciar la violencia racista y patriarcal que nos atraviesa, es un día de reivindicación y resistencia. Llevamos tiempo bajo la sombra de la ‘’sororidad’’, de la ‘’interseccionalidad’’, de todos esos términos que pretenden hacernos creer que nos ayudan e integran en la lucha, cuando no es así. Para algunas y algunes de nosotres esta famosa sororidad por parte del feminismo hegemónico nunca llega.

Este feminismo cis, hetero, blanco, burgués, capacitista, nos margina, violenta y aísla. Pero este día vamos a reivindicarlo como propio, haciendo visibles nuestras realidades, las que tan fuertemente intentan negar y desacreditar. Este 8 de Marzo decidimos tomar ese espacio que constantemente se nos niega. Acuerpándonos en un bloque crítico y revolucionario.

Salimos porque molestamos. Salimos por la que no puede, por la que está de interna mientras su jefa marcha a nuestro lado, por la que está atada a una cama por “loca”, la que tiene que parir bajo control policial, por la que no denuncia si la deportan, por la que asesinan y no aparecen en las listas de feminicidios por ser trans, por las obligadas a esterilizarse forzosamente para poder subsistir, y sobre todo por nosotres, para que nadie nos represente, tutele o instrumentalice.

La agenda del feminismo blanco ignora cómo occidente se beneficia del extractivismo y del expolio y masacres por parte de empresas, españolas y vascas, en los territorios de África, Asia y Abya Ayala. Ignora la ley de extranjería y las fronteras que tantas vidas asesina. Pero a su vez el feminismo instrumentaliza los cuerpos racializados como símbolo de interseccionalidad para sus carteles y fotos de pancarta. El colonialismo no es cosa del pasado, y más en tiempos del auge del fascismo, fechas como el 21 de marzo no son tan importantes como el 8, aunque sabemos que a muchas de vosotras no os veremos allí, así como el 12 de octubre os veremos disfrutando del festivo.

 Por eso necesitamos un feminismo antirracista (de verdad), anticapitalista, anticapacitista y accesible, pro-trans y pro trabajadoras sexuales, que sea realmente interseccional. Necesitamos que se asuma la ignorancia y se abandone la prepotencia. Necesitamos que se responsabilicen de la deuda histórica y actual y sobre todo que dejen de poner de moda y mercantilizar aquello que nos atraviesa.

Este bloque nace como símbolo de nuestra resistencia y supervivencia, luchando por un espacio que también nos pertenece pese a lo violento que puede resultarnos compartirlo. Tenemos derecho a estar aquí y a incomodar.

Invitamos a toda persona que se sienta interpelada por esto a unirse a nuestro bloque para formar un espacio (relativamente) seguro, e invitamos a aliades a ceder no sólo su espacio sino sus cuerpos y acompañarnos rodeando el bloque, sin invadir pero apoyándonos.

Ozen! y Raizes

ARRAZAKERIA-KARTELA

Día contra el racismo (21M)

Hoy, 21 de marzo, es el día internacional contra la discriminación racial. Una fecha a menudo olvidada frente a las macro manifestaciones que despierta el día 8, y confinada ahora mismo a los famosos balcones y ventanas desde los que mostramos nuestro apoyo, rabia y solidaridad frente a este sistema racista y colonial que oprime a nuestres compañeres racializades.

Denunciamos el racismo policial, reforzado particularmente en la actual situación de cuarentena que castiga a les más vulnerables y que además es sustentado por personas blancas cómplices en vigilar y castigar a cualquier persona racializada en la calle sin dignarse a entender su situación o sus dificultades. 

Denunciamos la situación de esclavitud, negligencia y vulnerabilidad en la que se encuentran cientos de trabajadoras del hogar, jornaleres y recolectores, trabajadoras sexuales y demás trabajadores tiranizades por el capitalismo racista.

Exigimos la abolición de la ley de extranjería del estado español y sus violentas consecuencias, y el cierre de los CIEs que no son más que cárceles para personas migrantes.

Denunciamos el egoísmo y violencia de la Fortaleza Europa y sus férreas fronteras que abandonan y asesinan mientras que expoliamos y robamos de Abya Ayala, África y Asia.

Pero no es suficiente.

Como personas LGTB trabajadoras y atravesadas por distintos ejes de opresión, conocemos la experiencia de ser la disidencia y la otredad en muchos contextos, pero esto jamás nos quitará el deber de responsabilizarnos como partícipes y beneficiaries de la blanquitud. Y esa responsabilidad debe tener manifestaciones materiales, reales, radicales. Debemos ceder espacios, dejar de hablar de “dar voz” cuando la cuestión es pasar el micro.

Debemos poner nuestros cuerpos, nuestros recursos económicos, nuestro poder, a favor de desmantelar las estructuras coloniales de las que seguimos beneficiándonos. 

El antirracismo es una práctica, es un trabajo constante y sin fin, es algo que como personas blancas debe resultarnos incómodo, porque tenemos completamente interiorizado que nuestro poder es legítimo, y hacer todo esto necesariamente debe resultar en perder poder.

Hagamos más que simplemente autoproclamarnos aliades y recordemos que la complicidad, la solidaridad y el tender puentes en la lucha son acciones, no adjetivos.

Y, sobre todo, escuchemos.

LA LUCHA LGTB SIN ANTIRRACISMO ES SUPREMACÍA BLANCA!

MUCHA FUERZA A NUESTRES COMPAS MIGRANTES Y RACIALIZADES HOY Y SIEMPRE!